El sábado 27 de enero cazábamos la otra parte de La Rivera del Castaño “La Sierra”. Nos reunimos a las 8:30 en el mismo sitio que la vez anterior, para desayunar y sortear los puestos. A las 9h, como viene siendo habitual, comenzamos con el sorteo y a las 11:30, después de que todos los monteros ocuparan sus puestos, soltábamos las recovas, que cazarían la sierra grande, la chica y los riberos del sopié.

Antes de la suelta ya se escucharon los primeros tiros en el sopié, donde se encontraban los ciervos y gamos. El día amaneció con un viento frío del norte que hacía que la sensación térmica fuera aún menor, lo que dificultaba que los monteros pudieran escuchar la llegada de las reses a los puestos. Un día de esos que hay que hacerle caso al sabio refrán “Si hace aire, deja la caza y vete al baile”. Día para estar muy atento.

Una vez soltada las recovas, nos pusimos manos a la obra para cazar esta preciosa mancha tupida de jaras, brezos, zarzales y matorrales donde es difícil sacar a los cochinos de sus encames. Poco a poco se fueron escuchando más tiros, lo que quería decir que los guarros iban dejando los encames y cumpliendo en las posturas.

Destacar, por su valentía y saber hacer, el lance montero vivido por Aitor Sánchez, que entro a cuchillo a un gran macareno agarrado tan sólo por tres perros. Enhorabuena por parte doble, tanto por el lance como por el gran cochino abatido.

Hubo algunos puestos que tuvieron varios lances sin poder quedarse con los cochinos, pero es cierto que el día no estaba para muchos despistes. La caza, en estos días de aire, se mata de vista y es fácil que se cuelen en cuanto que bajemos la guardia. Aunque hay que felicitar a los monteros, porque en lineas generales cumplieron los puestos.

Al final de la montería se contabilizaron más de 200 tiros con un resultado de 29 Cochinos (8 bocas), 4 Venados y 2 Gamos más las Ciervas de Gestión. Un buen resultado a pesar del día tan desapacible que hizo.

Por último, mi más sincero agradecimiento a postores, colaboradores, rehaleros y monteros por compartir y hacer posible otro buen día de caza.

Un saludo

PEDRO PÉREZ