El 12 de octubre nos desplazábamos a Herrera del Duque, concretamente a la zona del embalse García de Sola, para cazar por primera vez la finca “Los Valles de la Consolación“. La finca dispone de una extensión de 800 hectáreas formada por zarzales, encinares y matorral en un terreno ondulado.

A las 8h de la mañana los monteros empezaban a llegar al lugar de la junta para disfrutar del desayuno popular, a base de migas con huevo, que dio paso a las 9h a las advertencias y normas que concluyeron con el sorteo de las posturas.

Los monteros estaban impacientes por situarse en sus puestos y la ansiedad se hacía notar en las caras de los asistentes. Sobre las 10 de la mañana, de forma ágil y silenciosa, se empezaron a colocar los cierres para dar paso a las traviesas centrales.

La finca se batió con 10 rehalas repartidas en 4 sueltas que cazarían de ida y vuelta. Los primeros disparos se escucharon muy pronto y se intensificaron con la sueltas de la rehalas sobre las 11h. Los perros dieron pronto con los primeros cochinos que estaban encamados en la parte de los zarzales de la finca.

Un día complicado para cazar, con mucha agua. Tras la comida en el cortijo, y las enhorabuenas a los cazadores que iban narrando sus vivencias, el resultado en la junta de carnes fue de 3 venados (1 pendiente de homologar), 20 cochinos (1 boca pendiente de homologar) y algunas ciervas de gestión.

Un saludo

PEDRO PÉREZ