El sábado 24 de octubre cazábamos otra finca con solera en nuestro calendario “Rodeznera-Cortilla”. Ya que el sorteo de puestos se hizo el día anterior, se citó a los monteros a las 9h de la mañana en la entrada a la finca, donde les esperaban los controles de temperatura y asignación de armadas. Una vez terminado el protocolo Covid, se volvió a recordar las medidas de seguridad frente al Covid-19, así como las normas de seguridad en el puesto. Se cazaba a venados, gamos (2 por puestos), cochinos y algunas armadas podían tirar hembras.

El día, en cuanto al tiempo, amaneció nublado pero sin amenaza de lluvia, un buen día para cazar. La mancha, como nos tiene acostumbrados, cumplió con las expectativas, con la sorpresa de abatir un buen número de cochinos. Destacar tres gamos de muy buen porte e incluso puede que alguno homologable. A las 11.30h se daba suelta de las recovas pero antes de entrar las rehalas a la finca, el goteo de disparos se iba dejando escuchar. Fue con la suelta de los perros cuando el tiroteo y ladras no ceso. Los grupos de gamos y venados se iban viendo en las posturas. Algún que otro puesto tuvo la fortuna de hacer el cupo de gamos. A eso de las 14.30 horas se oían las caracolas que daban por finalizado el día.

Al final, el plantel se completó con 12 Venados, 14 Gamos, 14 Guarros y varias hembras de gestión. Un buen resultado ya que no hay que olvidar que cazamos en fincas abiertas.

Antes de acabar esta crónica quiero recalcar por educación, ética cinegética, pero sobre todo por seguridad, que los monteros NO DEBEN MOVERSE del puesto después del lance para ir a ver si hay rastro de sangre y mucho menos desplazarse al puesto de al lado para discutir la Res. Esto se hace al final de la montería en presencia del postor y en el caso de que el postor tuviera dudas sobre la primera sangre, yo como capitán de montería y responsable de esta orgánica, decidiré quién se queda el trofeo. Espero que lo sucedido el sábado no se vuelva a repetir.

Por último, Agradecer a la propiedad la facilidades dadas. Y como no, agradecer a todos los asistentes, la confianza en esta orgánica, que sin vosotros, las monterías no serían posibles.

Un saludo

PEDRO PÉREZ