El 14 de Diciembre nos desplazábamos hasta la localidad de Serrejón (Cáceres), para cazar “La Madroña”, zona de la finca “La Parrilla” que está dentro del Parque Nacional de Monfragüe. Donde para poder cazar, necesitas la autorización de la Junta de Extremadura. la cual tiene a bien realizar dicho control poblacional de la fauna silvestre. Tras los pertinentes papeleos nos concedieron un cupo de 6 venados y jabalíes libre, ya que su población va aumentando debido a que tiene una gran capacidad de adaptación.

A las 08:30h nos citamos en el bar de la piscina de Serrejón, a la entrada del pueblo, para realizar el sorteo y dar las instrucciones, sobre todo, de los puestos que podían abatir venados. La mayoría de los puestos son puestos naturales, debido a que no dejan alterar el entorno, lo que dificulta poder culminar bien los lances y el que los monteros no pudieran bajar la guardia en ningún momento, porque pasaban los cochinos como rayos.

Sobre las 10:00h, una vez terminado el sorteo, empezaron a salir las armadas hacia la finca. La suelta de las recovas se produjo a las 11:00h y desde el primer momento el movimiento de caza fue constante, no hubo ni un instante en el que los perros no estuviesen latiendo en lo espeso de la mancha. Rápidamente se escucharon los primeros tiros, hubo momentos donde los lances no cesaban, sobre todo cuando los perros se acercaban a las posturas. Una vez batida la mancha, con toque de caracola, las rehalas volvían sobre sus pasos y nuevamente seguían sonando las ladras y lances. Sobre las 15:00 horas tocaban las caracolas dando fin al gran día de caza.

Al final cumpliendo con las expectativas, el cómputo total fue de 39 Jabalíes (7 Bocas) y los 6 venados de cupo autorizados. Destacar que una vez analizadas las reses por parte del veterinario de la junta de Extremadura. Se decomisaron 13 jabalíes por tuberculosis, es decir, un 33% de las capturas, Lo que es bastante preocupante y demuestra la necesidad de realizar controles poblacionales de la fauna silvestre a través de acciones cinegética como una herramienta efectiva para reducir las prevalencias de tuberculosis bovina en zonas controladas por la Junta de Extremadura.

Un saludo

PEDRO PÉREZ