Sábado 23 de Noviembre era la fecha prevista para montear “Mengalozana”, situada en el término municipal de Monroy (Cáceres), otra finca señera de nuestro calendario. La finca tiene una parte de dehesa y un fuerte monte de jaras en el ribero del Almonte, donde los cochinos encuentran el habita ideal, monte, agua, comida y sobre todo tranquilidad.

La mañana amaneció fría y despejada, después del mal tiempo del día anterior. En esta ocasión los monteros estaban citados a las 8:00h en el bar “El CASINO” en la plaza de Monroy. El sorteo no se demoró y a las 9h comenzó primero por aquellos señores que se ofrecieron voluntarios para los puestos del cierre del río, ya que había que andar bastante y por zonas muy escabrosas. Una vez sorteados, salieron rápido para la finca y se continuó con el sorteo del resto de puestos.

A las 11:15h ya estaban las rehalas en sus puntos de suelta. Se repartieron en 2 sueltas para cazar al choque y así hacer que los cochinos se movieran lo máximo posible. El tiempo era espectacular para montear, pero una vez abierto los portones y pasado un rato, no se escuchaba más que a los perreros animar a sus perros y de vez en cuando alguna tímida ladra con algún que otro tiro, lo que daba a entender que aunque la mancha, una semana antes, estaba muy buena de rastros, parece ser que con las lluvias caídas y el frío, los cochinos habían cambiado sus encames a zonas más de solana. Se esperaban cobrar de 30 a 40 cochinos como en años anteriores. Cobrándose al final 12 jabalíes (un navajero). Es lo que tienen las fincas abiertas, que a veces nos deparan sorpresas como esta, pero la caza es caza y esta vez, los cochinos nos ganaron la partida. Nos despedimos de Mengalozana con el mal sabor de boca por el resultado pero con la tranquilidad de haber hecho bien las cosas.

Por último, agradecer a los monteros asistentes por seguir confiando en nosotros, en nuestro trabajo, a las rehalas que cazaron con nosotros por su grandísimo trabajo al intentar dar con los guarros encamados.

Un saludo

PEDRO PÉREZ